The Falkland Islands – History & Timeline

Falkland Wars 1480 – now!

1 – Sumario

with 2 comments

Sumario

 

Tengo la certeza de que la Historia, expuesta ante los ámbitos idóneos, es capaz de hablar por sí misma. El presente trabajo aspira a constituirse en un medio eficiente para propiciar esa expresión ofreciendo un relato histórico contextualizado acerca

de las Islas Falkland, elaborado a partir de las palabras de sus propios protagonistas -tanto aquellos que estuvieron presentes y tomaron parte en los hechos, así como las de comentaristas e historiadores que más tarde aportaron con su estudio al análisis de los mismos-, poniendo particular énfasis aquellos episodios relativos a las disputas que han sostenido España y Argentina por la posesión del archipiélago.

Veamos entonces qué nos dice la Historia:

1. Que mientras las Bulas Papales emitidas con posterioridad a 1481 pudieron haber tenido alguna incidencia en las acciones desplegadas por España y Portugal, no ejercieron ningún efecto ni contaban con autoridad legal alguna sobre las demás naciones europeas que exploraban el occidente. Portugal inclusive cuestionó el mandato del Papa, dando lugar en consecuencia al Tratado de Tordesillas en 1494 mediante el cual España y Portugal determinaron cuáles serían los límites de sus respectivas esferas de influencia en el Nuevo Mundo. Aquel tratado sólo ligaba mutuamente a las partes firmantes, sin que por el mismo quedase sujeta ninguna otra nación.

2. Que nunca podrá saberse con exactitud cuál fue el primer país Europeo en descubrir el archipiélago de Falklands. Lo más probable es que el hallazgo haya sido efectuado por navegantes portugueses, quienes venían explorando aquellos mares mucho antes incluso que Magallanes partiera de España. Sin embargo, dado que según Tordesillas las islas están situadas dentro del área que correspondía a España, no tenía sentido que Portugal publicitara su descubrimiento. De suerte que recién en 1592 fuera un inglés, John Davis quien diera noticia oficial de su descubrimiento; seguido por Richard Hawkins que en 1594 toma posesión del archipiélago en nombre de Isabel I. Existe en los registros históricos abundante evidencia documental sobre estos viajes, mientras que España nunca proporcionado pruebas que demuestren o respalden otra versión de los acontecimientos.

3. Que el primer asentamiento fue erigido por los franceses en la East Falkland (Isla Soledad) en 1764, aparentemente como una pequeña venganza por las pérdidas de territorios sufridas en Canadá. Cualquier esperanza que alentase Francia de tomarse revancha contra los ingleses pronto debió dejarla de lado, al quedar atrapada por sorpresa en una maniobra de España que, apelando simultáneamente a Tordesillas y a los lazos familiares entre las coronas de ambos reinos, la obligó a desistir de sus propias pretensiones. Presionados, los franceses acordaron abandonar del asentamiento a cambio de una compensación monetaria en concepto de pago por las obras realizadas. Los franceses hicieron efectivo su retiro en 1767 pero, casi inadvertidamente, Inglaterra había entrado a la West Falkland (Gran Malvina) en 1765. España entonces invocaría la Bula Papal en un intento por reivindicar su derecho de posesión previo al arribo de los franceses, pero este siguió sin ser reconocido por Inglaterra. De modo que por orden de llegada fueron los franceses los primeros, luego los ingleses y sólo en tercer lugar los españoles. Ni siquiera ante el pedido acuciante de Bougainville, Francia volvería a tomar parte en la contienda, dejándola a dirimir exclusivamente entre Inglaterra y España.

4. Que España hizo la jugada de apertura en 1771 con la expulsión de los Británicos de la guarnición instalada en la West Falkland, dando inicio a un forcejeo diplomático que estuvo muy cerca de convertirse en una guerra sangrienta. Tras haber sido ellos mismos arrojados del archipiélago, los franceses no estaban ni en muy buena disposición, y menos en condiciones de involucrarse en una guerra en apoyo de España; una guerra que por cierto tampoco era contemplada con buenos ojos de parte de las demás naciones europeas. Librada a su sola suerte, España no tenía chances de salir victoriosa de un enfrentamiento armado, así que condujo el conflicto a través de la vía diplomática, dando por resultado -como suele ocurrir en Diplomacia- un tratado impreciso que devolvía las islas al statu quo vigente en 1769. Sin pactos secretos, sin promesas ocultas, sólo se trató de un acuerdo para salvar las apariencias y preservar unas pocas reputaciones. Un acuerdo tan impreciso que no llegaría ser resuelto sino recién hasta 1863.

 

5. Que los británicos no abandonaron las islas en 1774. El fuerte sí fue retirado, en un temprano ejemplo de recorte en gastos de defensa, pero negocios británicos permanecieron. Un negocio que iluminaba literalmente las calles de Londres, cuyos faroles eran alimentados merced al aceite de ballenas y focas  que cazadas y procesadas en aquellas emitas islas del Atlántico Sur. Y la soberanía permaneció en posesión del Rey de Inglaterra, como lo establecía claramente la placa que el último comandante de la guarnición mando atornillar en la puerta del fuerte, bajo la bandera del Reino Unido. España mantuvo en la East Falkland (Isla Soledad) un pequeño destacamento propio, pero jamás fue tan temeraria como para izar su bandera en la isla occidental. Hasta que finalmente también de allí se marcharon en 1811, cuando el imperio español comenzó a desmoronarse por completo.

6. Que la Argentina no heredó las islas en 1810. Aún no existía una Argentina como tal en 1810, ni tampoco en 1816. La nacionalidad no es algo que surja tan fácilmente. La clave está en el reconocimiento, y Argentina no fue efectivamente reconocida como nación independiente hasta que España renunció en forma definitiva a sus reclamos en 1863. El concepto de herencia –uti possidetis juris– se desarrolló en América del Sur por esa misma época en procura de forjar un acuerdo entre las naciones emergentes durante el Congreso de Lima de 1848. Las fronteras de Argentina no estuvieron completamente definidas sino hasta la década del 1880, y nunca comprendieron las Islas Falkland. Difícilmente pueda heredarse algo que su benefactor se rehusa a ceder, y cuyo mismo título de propiedad es discutido. Recién en 1863 España reconoció finalmente la titularidad de la soberanía británica sobre las islas, al mismo tiempo que otorgaba el reconocimiento a una nación Argentina con sede de gobierno en Buenos Aires.

7. Que Buenos Aires fracasó en el intento de promover su propio reclamo en 1829. David Jewett proclamó los derechos de las Provincias Unidas de América del Sur, un país que al no contar con reconocimiento de la comunidad de las naciones, no existía. De modo que tampoco él contaba con autoridad legítima para llevar adelante ese reclamo. De acuerdo a las fuentes documentales relativas a este periodo en lo que concierne a este hombre, el dato más importante nunca había salido a la luz, quizá por la sencilla razón de que nunca existió. Como así tampoco hubo ninguna autoridad competente que regulara las operaciones de las empresas británicas (y norteamericanas) en torno al archipiélago. Todas las tratativas de Luis Vernet para instalar negocios en las islas anteriores a 1826 resultaron infructosas; de ahí en adelante actuaría bajo permiso británico. La primer tentativa pública de cambiar el estatus de soberanía de las Falklands sólo surgió en 1829 cuando Buenos Aires formula expresamente su pretensión. Ante la inmediata impugnación interpuesta por la Corona Británica, el reloj se detuvo. La ‘fecha crítica’ quedó marcada. Todas las acciones siguientes quedan circunscriptas a un plano inmaterial: Jewett hizo demasiado poco, en tanto que Vernet lo hizo demasiado tarde.

8. Que los únicos pobladores expulsados en 1833 eran miembros del personal asignado a una unidad militar intrusa enviada por Buenos Aires para tomar las Islas Falklands por la fuerza, en lo que constituyó un acto de desafío contra de la declaración de soberanía de Gran Bretaña. Los colonos, aquellos que permanecieron luego de la decadencia americana, ya tenían permiso británico y se quedaron en las islas. De hecho ellos formaron el núcleo de que lo que finalmente se convertiría en una próspera colonia británica. No hubo ‘usurpasión’ de ninguna especie.

9. Que los reclamos argentinos fueron abandonados por el Gral. Rosas cuando Buenos Aires suscribió el tratado de paz con Inglaterra en 1849. El Derecho Internacional ya entonces estipulaba que el título de un territorio en disputa, a menos que esté sujeto a términos específicos dentro de la letra de un acuerdo de paz, pasa directamente a quien fuera su poseedor efectivo en el momento de la firma del documento. Esto era materia bien conocida, y el asunto no volvió a ponerse en cuestión en Argentina hasta la década de 1880.

10.Que en 1945 cambió todo. La Carta de las Naciones Unidas, firmada ese año, introdujo dentro del Derecho Internacional el concepto de autodeterminación. Si bien en sus comienzos acaso no llegara a advertirse por completo su magnitud en tanto principio fundamental de derecho, su evolución desde entonces nos permite afirmar que hoy, sesenta seis años después de su institución ha alcanzado su edad adulta. Reconocido ya plenamente como uno de los derechos humanos fundamentales, en el ámbito de la descolonización, como lo declaran las propias Naciones Unidas, no existe hoy ‘ninguna otra alternativa’ que el ejercicio de la autodeterminación para los pueblos no-autónomos. Y los Falkland Islanders cuentan con todos los atributos de un pueblo.

 

Dejemos que ahora la Historia hable por sí misma

Written by Junius

January 13, 2014 at 12:05 am

2 Responses

Subscribe to comments with RSS.

  1. Buen día Roger: En el punto 3, donde dice ” en la East Falkland (Isla Soledad) en 1794″ no debería decir 1764?
    Excelente trabajo.

    Jorge Angeleri

    January 12, 2017 at 1:18 pm

    • Thankyou – typing errors are the bane of my life. 🙂

      Junius

      January 13, 2017 at 10:16 am


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: